14 enero 2012

Introducción en la fijación de nitrógeno asimilable para las plantas

El nitrógeno (N) es uno de los elementos más abundantes en la naturaleza, encontrándose el 80% de forma atmosférica y el resto en el suelo y biomasa. Por tanto, la mayor parte del nitrógeno necesario para el crecimiento de las plantas es el atmosférico. El dinitrógeno (N2) es relativamente inerte pero puede reaccionar con otros compuestos y convertirse en productos asimilables para las plantas y otros organismos. Del nitrógeno total fijado por la naturaleza en un año, el 87% es fijado por microorganismos. Este proceso se denomina "fijación biológica de N2".El nitrógeno es un elemento muy importante para las plantas y forma parte de muchas biomoléculas de las plantas como proteínas, ácidos nucléicos, porfirinas y alcaloides. También puede ser obtenido por las plantas en el suelo, por la absorción de nitrógeno en forma de amonio (NH4+ ) y nitratos (NO3), o bien por reducción del N2 atmosférico estableciendo asociaciones simbióticas con diversas bacterias.
La manera de incorporar nitrógeno asimilable para las plantas en el suelo es:
- Mediante fertilizantes nitrogenados.
- Fijación biológica del nitrógeno.
La utilización de fertilizantes conlleva un coste económico considerable, al ser su producción dependiente de la energía derivada de los combustibles fósiles, y constituye un riesgo de contaminación ambiental y contaminación de acuíferos por lixiviación de nitratos. Por tanto, la fijación biológica de nitrógeno representa una alternativa económica y ecológica frente a la fijación química.


Bibliografía. Azcón-Bieto, J. y Talón, M. (2001). Fundamentos de Fisiología Vegetal. Eds. Mc Graw-Hill-Interamericana de España.